Espacio público y lugares comunes en la Ciudad de México y Los Ángeles | Revista Perfiles Latinoamericanos

Resumen

Se propone aquí la generalización de una reflexión sobre las planeaciones de espacios públicos destinadas a promover una definición particular del público que habrá de frecuentarlos. Con ayuda de ejemplos tan distintos como el ordenamiento de la Plaza Mayor de la ciudad de México a partir del siglo XVI y de varios lugares públicos planeados durante los últimos años en Los Ángeles, se observan diferentes proyectos de definición del público citadino y ciudadano.1 La comparación histórica y geográfica permite poner en perspectiva cómo las sociedades y los actores dominantes del urbanismo, prisioneros entre la tentación de la segregación y la necesidad de los lugares comunes, han regido la diversidad y la heterogeneidad intrínsecas del público urbano.