Dos modelos de transición demográfica en América Latina | Revista Perfiles Latinoamericanos

Resumen

La transición demográfica en América Latina empezó en 1930 con la baja de la mortalidad, seguida en 1965 por la baja de la fecundidad, paralelamente a un intenso proceso de modernización de las sociedades y economías del subcontinente. Ese modelo de transición demográfica sigue el que señala la teoría clásica planteada por A. Landry, aunque muestra modalidades en el cambio de la nupcialidad muy diferentes a las de los países europeos. A partir de los años ochenta, se empiezan a observar reducciones notables de la fecundidad hasta en los sectores más pobres y en las áreas más rezagadas de América Latina. Este proceso corresponde a un nuevo modelo de transición demográfica, que se puede calificar de “maltusianismo de la pobreza” y responde al temor de las familias, que limitan sus nacimientos, frente al deterioro considerable de sus condiciones de vida.